Reinventarse o morir

Los acontecimientos vividos en los últimos días en torno a Facebook  hicieron que, en mi anterior post, especulara sobre la posibilidad de una nueva burbuja en internet a punto de estallar –o que ya lo hubiera hecho. Los datos que se han ido conociendo desde entonces permiten un análisis más profundo para intentar comprender lo que está ocurriendo.

Continue reading

¿Otra burbuja en internet?

En el año 2000, viví el pinchazo de la burbuja de internet. En aquel entonces, trabajaba para el portal Telepolis.com, que fue vendido a eresmas, del grupo Auna, por una elevada cantidad. En aquellas fechas, cualquier proyecto de internet que despuntara un poco se vendía por cantidades muy elevadas, sólo por las expectativas de negocio que generaba el tráfico de usuarios que accediera a la web. Por ejemplo, Telepolis se vendió en un momento en el que peligraba la viabilidad del proyecto, pero con un millón de usuarios. Castillos en el aire.

Ahora, tengo sensaciones que, con algunas diferencias respecto a entonces, me hacen intuir otra burbuja con el tema de las RR.SS.

La incertidumbre del freelance

 

Cómo ha cambiado la profesión. Y la situación. La mayor parte de mi trayectoria profesional se ha desarrollado en el ámbito online. La primera vez que navegué por la red fue justo un día antes de comenzar a trabajar como redactor en un portal. Quizá alguien recuerde Telépolis, en el que formé parte de su equipo de redacción –éramos más periodistas que en Radio Barcelona.

 

La burbuja de internet estalló. Por aquel entonces, yo estaba dirigiendo proyectos de comunicación online para Obra Social ‘la Caixa’. Las circunstancias me mantuvieron alejado de la profesión periodística durante algunos años y, de nuevo las circunstancias, me han empujado hacia ella, esta vez como freelance.

 

En mi ausencia, ha irrumpido la web 2.0, las Redes Sociales y los gurús del marketing están averiguando cómo aprovechar todo el potencial de la red. Para los que trabajamos en esto de comunicar, se han abierto nuevos horizontes, lo que no viene nada mal en unos tiempos en que los medios de comunicación tradicionales también están sufriendo las consecuencias de la crisis. Pero el escenario de la comunicación, en continua y rápida evolución, plantea constantemente nuevos retos que obligan a estar al día para no quedarse fuera de juego si lo que se pretende es tener alguna oportunidad como freelance. La tarea no es sencilla porque, ¿hacia dónde se dirige realmente la profesión? ¿Es posible acumular todos los conocimientos y la destreza necesaria para dedicarse a esto con éxito? ¿El secreto está en la especialización o en procurar ser un poco todoterreno?

En este blog pretendo exponer y compartir las muchas dudas y las pocas certezas que el ejercicio de la profesión en calidad de freelance me genera. Si ello sirve para algo o a alguien, bien empleado estará el dedicar un tiempo a escribir un post con regularidad.

Javier BañosAutor: Javier Baños

Tras una trayectoria profesional, primero como redactor y más tarde dirigiendo proyectos de comunicación, en 2009 decidí continuar como freelance. En la actualidad, colaboro con agencias elaborando contenidos para sus clientes y participando en la conceptualización de nuevos proyectos.
Los servicios que ofrezco son la redacción de contenidos. el establecimiento de estrategias de comunicación off y online y community management, entre otros.