Trabajo en comunicación. Soy hombre orquesta

Con frecuencia, la posibilidad de un nuevo encargo profesional me obliga a dedicar parte de mi tiempo a estudiar, a aprender técnicas y a investigar enfoques que me ayuden a dar respuesta a las necesidades planteadas por el cliente. Es algo tan habitual que, con cada nuevo proyecto que me proponen, me pregunto ¿qué me va a tocar aprender ahora? Es estimulante ser polifacético, pero resulta agotador. Y arriesgado.

Continue reading