La web es del cliente, no de la marca

Una colega preguntaba en la red qué necesitaba una página de Facebook para que clicáramos en ‘Me gusta’. Las respuestas son variadas y confirman lo que la mayoría de profesionales de la comunicación online ya manejamos, como calidad de los contenidos, diseño atractivo, ofertas, etcétera. Pero, en mi opinión, es mucho más interesante conocer los resortes que actúan el instante anterior a entrar en una página. Es decir, ¿’Me gusta’ o es que ya me gustaba? Este es el quid de la cuestión.