No compartas este post. Deja de infoxicar

Share Button

InfoxicaciónMarcas, empresas, profesionales… Todos acudimos a la red como forma de conseguir una visibilidad que, hasta la eclosión de las Redes Sociales, era algo reservado a aquellos presupuestos que podían permitirse el lujo de invertir en publicidad. El escenario digital ha democratizado esa posibilidad y, en ese afán por destacar, por hacernos visibles, contribuimos a la infoxicación.

Nos han hecho creer que la bondad de nuestros productos o servicios y nuestra profesionalidad es directamente proporcional a la visibilidad que obtengamos en Redes Sociales. Ello nos ha convertido en esclavos de índices, estadísticas, likes, followers y otras métricas, por lo que nos lanzamos a la vorágine de compartir contenidos, como locos, con la única intención de obtener bonitos gráficos con curvas ascendentes que certifiquen nuestra visibilidad.

Los contenidos que compartimos son casi siempre ajenos, dado que somos incapaces de alimentar con producción propia esa paranoia desmedida por compartir. Hay auténticos profesionales del tema, que utilizan diferentes herramientas para automatizar la difusión masiva y sin criterio de contenidos. Hace ya algunos meses, mi apreciado Carlos Bové denunciaba este tipo de prácticas en su blog. Hizo el experimento de publicar un tweet con un hastag que no tenía nada que ver con el contenido del mensaje, solo para comprobar si era retuiteado. No tuvo que esperar mucho para comprobar que sí, y varias ocasiones. Con esta dinámica, estamos llenando la red de contenidos repetidos una y otra vez sin un criterio claro, lo que está despojando de sentido al social media.

¿Acaso son más importantes las ideas de los demás?

En el post ‘Compartir no es repartir’, el experto en branding personal Andrés Pérez ya deja entrever desde el título su opinión contraria a participar de esta práctica. Para él, es aconsejable compartir contenidos sobre aquella temática en la que queramos posicionarnos, siempre y cuando no se convierta en el grueso de nuestras aportaciones y se haga bajo criterios de calidad. Pero, desde el prisma de la construcción de una marca personal, pone reparos.

Con muy buen tino, Andrés apunta que, si nos dedicamos a ‘repartir’ las ideas de los demás y no aportamos las propias los potenciales clientes pueden acabar por acudir a nuestras fuentes. Lógico.

Compartir en exceso no es una estrategia

Esta especie de locura colectiva por compartir tiene consecuencias. ¿Quién no se cansa de ver en su feed una y otra vez el vídeo del día o el post diario del gurú de turno? ¿Tiene sentido compartir algo que ya ha sido compartido 300 veces? Esto no parece en absoluto una estrategia adecuada.

Desde ‘Las blog en punto’, Juan Boronat advierte que acercarse a las Redes Sociales sin una estrategia bien definida crea un ruido mediático que aleja los resultados esperados, lo que genera decepción de marcas y usuarios, extendiendo así la idea de que el medio no sirve. Infoxicar de este modo contribuye enormemente a ello.

“El desoriente generalizado ha terminado por aburrir a muchos usuarios, que abandonan las redes en busca de nuevos espacios más estancos, que les permitan desarrollar ‘una interacción más real, productiva y alejada de tanto ruido mediático y estéril'”

Juan Boronat

Criterio a la hora de compartir

Al hilo de esta discusión, Mary Mar Camino, responsable, entre otros, del blog ‘Confesiones de una Community Manager’, considera que compartir contenidos ajenos es una forma de mostrar respeto, admiración y reconocimiento al trabajo de los demás. Y así es, sin duda. No hay nada de malo en compartir. Yo mismo he dicho siempre que la red es compartir, lo practico y agradezco mucho que haya quien emplee su tiempo en leer lo que escribo y lo comparta con los demás. Ese es el fin. Pero siempre diré que hay que poner sentido en lo que se hace, seguir una estrategia clara y entender que, en Redes Sociales no es cuestión de cantidad, si no de calidad.

Por eso, si consideras que lo que escribo no es relevante para ti y para tu comunidad, por favor, no lo compartas con nadie.

SIC: infoxicación, cuando la respuesta no es tecnológica, sino cultural

Javier BañosAutor: Javier Baños

Tras una trayectoria profesional, primero como redactor y más tarde dirigiendo proyectos de comunicación, en 2009 decidí continuar como freelance. En la actualidad, colaboro con agencias elaborando contenidos para sus clientes y participando en la conceptualización de nuevos proyectos.

Los servicios que ofrezco son la redacción de contenidos. el establecimiento de estrategias de comunicación off y online y community management, entre otros.

Share Button

Comments

  • Javi, sólo te puedo decir una cosa: está COMPARTIDO (que no repartido)

    Excelente post, como siempre, en mi opinión, por que (aveces)la calidad depende de un criterio subjetivo o ¿no?

    De todas formas tengo que decir, que voy a hacer gala de mi subjetividad para debatir argumentando el post de Andrés Pérez y tu “Lógico.” (el punto más que el lógico)

    Como siempre con todo el cariño y las ganas de aprender de VERDADEROS PROFESIONALES de la comunicación, partiendo del respeto y la ignorancia de los neonatos en este mundo, que de lo único que podemos presumir es de intentar con todas nuestras fuerzas razonar y tener una opinión, conceptos muy profundos y complejos.

    ¡Muchísimas gracias por la mención! (me quedé estupefacta, estaba tan concentrada en la lectura que al ver mi nombre y mi blog y pensé que ya estaba alucinando por exceso de azúcar, y no resulta que no, ¡que estaba ahí de verdad!) 😉

    ¡Felicidades por tu nueva web/blog! ¡Un abrazo, compañero!

    • Gracias Mary Mar por compartirlo, que no repartirlo. Supongo que lo has hecho porque lo has encontrado interesante 😉

      Y todos estamos aprendiendo de todos constantemente.

      Gracias de nuevo y un abrazo compañera!!

  • En mi opinión no tiene sentido compartir de forma compulsiva algo que ni siquiera has leído. No creo demasiado en las estrategias ni en los gurús. Es evidente que está bien conocer algo del medio en el que te metes antes de lanzarte de cabeza, pero me da la impresión de que hay mucha gente que actúa en la red como si fueran robots que siguen unas instrucciones muy concretas y no pueden salirse de las reglas de oro. Imagino que dependerá de los objetivos que se quieran conseguir. En mi caso lo que hago es compartir lo que me parece interesante y considero que a mi comunidad le puede interesar también.
    En cuanto a la generación de contenidos, procuro que la gran mayoría sean de creación propia. Como bien dices, ¿qué sentido tiene repetir lo mismo que se puede ver en infinitos muros de facebook o cuentas de twitter? Creo que (espero que) a mi comunidad le interesa lo que yo puedo aportar, mi propio contenido. Es ese precisamente el motivo por el que han decidido seguir lo que hago en este vasto mundo virtual. Buen post. Un abrazo!

    • Comparto al 100% todo lo que dices y, como seguidor tuyo que soy, me consta que predicas con el ejmeplo. Creo que una de las grandes virtudes del Social Media es compartir conocimientos para construir algo así como una gran inteligencia colectiva. Si como tú muy bien dices, nos acercamos a las Redes Sociales como robots, las despojamos de ese virtud y las convertimos en algo anodino.

      Gracias por tu comentario Benjamín. Te deseo todo el éxito en tu aventura literaria con ‘El viaje de Pau’ y con lo que escribas en el futuro. Un abrazo.

  • “construir algo así como una gran inteligencia colectiva” Eso me gusta mucho! Y como soy la happy-hippie-flower-power, le agrego “un gran corazón colectivo”

    Sí es posible construir una inteligencia es posible construir un corazón. Es infinitamente más sencillo el funcionamiento del corazón que el del cerebro. Y ambos igual de misteriosos, así que todavía quedan esperanzas.

    Un abrazo, Javi!

  • Te advierto Mary Mar que, en cuanto a la complicación del funcionamiento del cerebro, depende. Mirando a mi alrededor, me atrevo a asegurar que algunos son tremendamente simples. Y vale, admitimos también lo de ‘gran corazón colectivo’.

    Un abrazo compi!!

Leave a Comment