Tres bonitas formas de cargarse el engagement

Share Button
Desde que comencé este blog, creo haberlo dicho en varias ocasiones. El éxito en Social Media no reside en acumular el mayor número de seguidores, fans, ‘Me gusta’, ‘likes’ o lo que corresponda según la red. El éxito consiste en generar engagement con la audiencia.

Y no es que lo diga yo. Lo dicen voces autorizadas como las de Marta Baqués y Marcos Dominguez, del departamento de ventas de Facebook en Dublín. En la misma línea se expresa Ewan Williams, cofundador de Twitter, cuando afirma que el número de seguidores no debería ser tan determinante.

 

Cómo ahuyentar a la audiencia
Conectar con la audiencia en la esfera emocional para articular una comunidad en torno a una marca, un personaje, producto o servicio es una tarea complicada. Las acciones a realizar para dar lugar a ese engagement vendrán determinadas por diferentes factores, por lo que es complicado acertar con la fórmula exacta para conseguirlo. Sin embargo, es muy fácil señalar tres actitudes muy habituales que nunca deberían llevarse a cabo, a menos que lo que pretendas sea ahuyentar a la audiencia.

 

  • Sé social. Hablamos de Social Media. En consecuencia, al otro lado del monitor quiero a personas que empaticen, no a robots programados para publicar un post a una hora determinada. Es increíble comprobar cómo hay quien es capaz de publicar a cualquier hora del día o de la noche. ¿Es que no duermen, no descansan? Es inhumano. Acciones así sólo son excusables cuando tienes una elevada audiencia internacional localizada en una amplia franja horaria.
  • No me agobies. No quiero que mi muro o mi timeline se llenen exclusivamente con tus publicaciones, a veces por triplicado. Yo no vivo únicamente para ti. No eres el único motivo por el que tengo un perfil en la red. No invadas mi espacio tan agresivamente. Todo tiene un límite. No lo rebases o te eliminaré de mi universo online sin que me tiemble el pulso. Muchos post no es información, es spam.
  • No intentes venderme algo constantemente. Explícame cosas que no conozca, trata de divertirme, interésate por conocer qué pienso, resuelve mis dudas, atiende mis quejas, invítame a participar, anúnciame novedades… Pero no rebusques continuamente en mi cartera. A largo plazo, las Redes Sociales también pueden ser una herramienta de venta,  pero mejor considéralas como herramientas de postventa.
¿Prefieres una comunidad comprometida o defraudada?
La mayoría de estas prácticas tienen como objetivo destacar mediante una presencia invasiva de la red y aumentar artificialmente índices de influencia, parámetros todos ellos medibles y que justifican con cifras abultadas el trabajo realizado. Personalmente, considero que el horizonte en Social Media debe ser estructurar en torno a la marca o producto una comunidad comprometida y estable. Es mucho más interesante que estructurar una comunidad muy numerosa pero con un elevado índice de rotación. En definitiva, una comunidad defraudada, lo que no beneficia ni a clientes ni a profesionales del Social Media.

Estoy seguro de que hay muchas más actitudes similares a las tres que yo expongo  y que detestáis. Con vuestra colaboración, podríamos realizar una lista de malas artes en Social Media.

Share Button

Comments

  • Acabo de leer tu post, me he quedado boquiabierta. Además de publicarlo en FB y en Twitter, voy a hacer una cosa más ¡Dejar de publicar por hoy! Antes de que me cargue el engangement justo por el punto nº2. Un saludo!!

    • Gracias Mary Mar por tu comentario y por tu difusión del post. Te aseguro que estás a años luz de la densidad que resulta molesta. En tu caso es todo lo contrario. Siempre es un placer leerte.
      Mi muro, mi Timeline y mi blog son tuyos.
      Saludos y gracias de nuevo.

  • Hola Javi!
    ¡¡Muchísimas gracias!! 🙂

Leave a Comment