Ventajas de las Redes sociales para las PYMES

Share Button

En nuestro país, sólo la mitad de las Pequeñas y Medianas empresas utilizan las redes sociales, aunque la cifra aumenta lentamente. Es una de las conclusiones de un estudio realizado el pasado año por la Fundación Banesto, en el que se pone de manifiesto que las PYMES no aprovechan todo el potencial que ofrece una herramienta que les puede ser muy útil.

Sin duda, la crisis está entre las razones que explicarían esta resistencia de las PYMES al uso de redes sociales. La actual situación económica focaliza todo el esfuerzo en la optimización de los recursos disponibles, lo que se concreta en acciones que rápidamente se traduzcan en un aumento de las ventas. Las acciones en Social Media requieren estrategias a largo plazo, por lo que no responden a esta necesidad. Una vez más, la urgencia no deja tiempo para lo importante.

Por otro lado, el desconocimientode las características y funcionamiento de las diferentes redes sociales también son un obstáculo que conviene salvar antes de lanzarse a la aventura. Son demasiadas las empresas que deciden iniciarse en las redes sociales depositando esta responsabilidad en personas sin la formación adecuada. El resultado es multitud de perfiles empresariales que se limitan a informar sobre ofertas, notificar eventos y otros contenidos de escaso interés para sus clientes, ofreciendo una imagen nada aconsejable.

 

Multitud de ventajas
Pero lo cierto es que las redes sociales ponen a disposición de las PYMES oportunidades a las que difícilmente podían acceder de otro modo. Voy a tratar de enumerar algunas de esas ventajas:
  • La forma tradicional de llegar a un elevado número de público eran las campañas de publicidad en medios de comunicación como la prensa, radio y televisión, lo que por su elevado coste sólo estaba al alcance de las grandes compañías. Un poco de imaginación, la estrategia adecuada y conocer cómo funcionan las redes puede proporcionar un elevado impacto de nuestros mensajes por un coste muy razonable.
  • En las redes sociales, el receptor del mensaje no sólo escucha, sino que también puede expresar su opinión. Ello permite a la empresa obtener un elevado volumen de información muy valiosa que le facilita conocer cómo es percibida por sus clientes, cuáles son sus puntos fuertes, sus debilidades e identificar nuevas opciones de negocio.
  • Los usuarios han modificado la forma de relacionarse con los productos y servicios que adquieren. Consultan la red en busca de información y escuchan lo que dicen otros clientes antes de tomar una decisión de compra. Participar en esas conversaciones permite a la empresa ofrecer la información adecuada y estar alerta para neutralizar las críticas. El prestigio es muy difícil conseguirlo y muy fácil perderlo.
  • Las redes sociales tienen la vocación de interactuar con el cliente en un ámbito diferente al de la venta. Aconsejar, informar, resolver dudas o proponer usos alternativos del producto –entre otras muchas opciones- permite conectar con él en el plano emocional, lo que contribuye a su fidelización.

A todas estas ventajas podemos añadir otras más obvias, como la de disponer de una plataforma con la que darnos a conocer y ofertar nuestros productos, generar más tráfico hacia nuestra web u organizar un servicio de atención al cliente. A nivel estratégico, la presencia en redes sociales permite monitorizar las acciones de la competencia, identificar qué les funciona y qué no, calibrar nuestras fuerzas con respecto a ella, e innovar con la intención de adelantarnos, entre otras posibilidades.

 

Hay que adaptarse a los cambios
En anteriores post, ya he dejado patente que, en mi opinión, las estrategias de social media no son una panacea que vaya a incrementar el volumen de ventas de forma espectacular y a corto plazo. Ni siquiera creo que ese deba ser el objetivo principal. Pero también considero un error obviar que el modelo de relación con los clientes se ha modificado y las acciones de marketing 2.0 juegan un papel muy importante en ese nuevo modelo de relación. Como en todo proceso de evolución, el que no se adapte está condenado a desaparecer.
En cambio, estructurar una comunidad en torno a la firma transmite valores añadidos como profesionalidad, solvencia y compromiso con el cliente, lo que genera confianza en la firma. Por este motivo, una estrategia adecuada en social media aporta a las PYMES ventajas que, en un momento de crisis como el actual, no se deben desdeñar.
Share Button

Leave a Comment